Macri “no me gusta”: -20 puntos a cualquier intención local de voto

Leído

LEADING CASE PREELECTORAL EN MENDOZA

Macri “no me gusta”: -20 puntos a cualquier intención local de voto

Jue, 17/01/2019 - 09:26
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

En los mentideros cuyanos aún es motivo de comentarios el estupor que le causaron al presidente Mauricio Macri las encuestas que la semana anterior le alcanzó el gobernador Alfredo Cornejo al encuentro en el country Cumellén de Villa La Angostura. Ahí se mostraba que los 13 intendentes mendocinos radicales llevan la delantera con holgura en la intención de voto dentro de cada uno de sus distritos, pero en cuanto nacionalizan la boleta, vaya quien vaya a la provincial, la mayoría pierde no menos de 20 puntos. El caso más llamativo resultó ser el de Godoy Cruz, de donde es oriundo el titular de la Convención Nacional de la UCR: el alcalde correligionario, Tadeo García Zalazar, midió 72%, pero en sábana con el Presidente de la Nación bajaba a 40 puntos. Ese tal vez fue el motivo que llevó a la Casa Rosada a replantear su estrategia y, en lugar de negociar elección unificada para apalancarle votos a Macri en 1ra vuelta, optar por desactivar la candidatura del intendente de Luján de Cuyo, Omar De Marchi, para suceder a Cornejo, que propiciaba Marcos Peña, y dejarlo librado a la interna local. La advertencia había sido: “Ojo que el titular del día siguiente podría enfocarse por el lado de que perdió el candidato de Macri”, como sugiere una nota aparecida en el medio local Mendozapost. En Buenos Aires ahora se conforman con que Cornejo se las arregle con su gente, pero que dé la cara como socio de Cambiemos encabezando la lista de diputados nacionales de la provincia. Lo está pensando, pero igual en febrero seguramente lo tratará la convención nacional que preside, en la cual el partido de Alem tendrá que decidir hasta dónde acompañar la reelección de Macri y bajo qué condiciones, o si irá por afuera en las PASO, estarán expectantes de si el Pro mantiene a Daniel Salvador como vice en la provincia de Buenos Aires y si hay espacio para apoyar una 3ra vía alternativa a la polarización con CFK. Hasta ahora, los nombres que se tiraron han sido Martín Lousteau, apadrinado por Ricardo Alfonsín, y Roberto Lavagna, como prenda de unidad, que le instalaron al círculo rojo.

Contenido

Si bien se atribuye al ADN de la lealtad peronista el dicho de que “te acompañan hasta la puerta del cementerio pero no entran", por los últimos movimientos que se vieron en la coalición gobernante Cambiemos se nota que los radicales también lo incorporaron a su acervo en la relación con Mauricio Macri.

Reputados dirigentes del tradicional partido de Alem, como los gobernadores de Mendoza, Alfredo Cornejo, y de Jujuy, Gerardo Morales, vienen marcando sus discrepancias con la gestión nacional del Presidente, en especial con el brazo ejecutor, el jefe de Gabinete, Marcos Peña.
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Alfredo Cornejo (@alfredocornejo) el

 

De modo que quedó abierta para la Convención Nacional, a realizarse el mes próximo, una ríspida agenda tentativa, que abarca desde cuestionamientos al círculo áulico del poder por la forma sectaria con la que se maneja, hasta impulsar un desdoblamiento de las elecciones en los distritos donde la malaria nacional podría comprometer las chances locales.

 

Más lejos que ambas posibilidades estaría la extrema de ir a las PASO, en agosto, con candidaturas alternativas, como adherir al globo de ensayo que remontó Ricardo Alfonsín, de que Martín Lousteau sea una opción propia, antídoto de la propuesta de unidad a través de la proclamación de Roberto Lavagna lanzada por el peronismo federal para las presidenciales con la intención de contrarrestar el cepo duranbarbista Macri-Cristina.

Donde los radicales están totalmente de acuerdo es en la necesidad de mantener conquistas alcanzadas, como la vicegobernación bonaerense de Daniel Salvador, e incrementar la presencia del partido en la mayor parte de distritos del país, tanto en provinciales como en municipales, premisa a la que el caso especial mendocino le agregó otra inquietud: el riesgo de perder en noviembre, como coalición, la primera magistratura del país en un balotaje.

Ese fue básicamente el planteo que Cornejo quiso dejar en claro a Macri durante su último encuentro en Villa La Angostura. Le llevó encuestas recientes que ratifican la suprema hegemonía que ejercen los líderes locales en los respectivos 13 municipios que controlan y que, cualquiera sea el candidato a la provincial que presenten (ya que Cornejo no puede ser reelegido), el triunfo estaría prácticamente asegurado frente al estado de debilidad que exhiben los tradicionales contendientes, el partido Demócrata y el PJ.

Es así como Cornejo no se conformaba sólo con imponer su sucesor para la gobernación, sino que pretendía jugar a full en la nacional e inclusive en algún momento hasta se ilusionó con la posibilidad de integrar la fórmula presidencial con Macri, lo que el binomio Peña-Durán Barba rechazó de volea.

Los estrategas macristas, inclusive, confrontan a Cornejo en su propia interna, ya que impulsan para la gobernación al intendente de Luján de Cuyo, Omar De Marchi, cuando para el titular de la Convención Nacional de la UCR serían Rodolfo Suárez o Martín Kerchner quienes darían continuidad a su gestión.

Globos amarilleados de ensayo

El prematuro anuncio de la precandidatura de De Marchi, quien para complicar cualquier marcha atrás midió bien en las encuestas y no será fácil bajarlo, tornaría inevitable que las diferencias en el oficialismo mendocino tuvieran que dirimirse en las PASO.

El medio provincial Mendozapost puso en negro sobre blanco el intríngulis: “En realidad el Presidente no les pidió la unificación de los comicios provinciales con los nacionales. Eso quedó claro, pero sí los jefes territoriales le plantearon a Macri la necesidad de asegurar un triunfo presidencial, porque de nada servirían los triunfos en las provincias si se perdía la conducción del país”, afirma el periodista Jorge Fernández Rojas en una nota de opinión.

El temor que le expresó Cornejo a Macri acerca de una competencia electoral dentro del frente Cambia Mendoza y ante un triunfo casi asegurado de la UCR, lo sintetizó en un eventual titular que podría salir en los medios porteños el día después: "Perdió el candidato de Macri en Mendoza", refiriéndose al pollo del jefe de Gabinete, De Marchi.

Los radicales sustentan ese pronóstico en la fuerza electoral que denotan en Capital, Las Heras, Guaymallén y Godoy Cruz. "¿Con qué nos va a ganar...? Nuestros intendentes miden todos más de 60%" explicó una fuente a Mendozapost.

Precisamente, la página web que dirige Ricardo Montacuto atribuye a Cornejo haber llevado como ejemplo al cónclave patagónico el resultado de una encuesta reciente en Godoy Cruz, el departamento de donde viene el mandatario, ahora administrado por su correligionario Tadeo García Zalazar, en la cual reúne una intención de voto del 72%, pero que combinada con Macri Presidente desciende a 40 puntos.

Aunque no tan contundente, la conclusión que se basa en el ensayo hecho con el actual alcalde godoycruceño se reproduce en las restantes comunas radicales, lo cual transferiría a los representantes de los distritos la responsabilidad de apalancar votos para Macri, so pena de convertirse en mariscales de una derrota nacional de Cambiemos.

Para no correr el riesgo de obtener una victoria a lo Pirro o que un traspié electoral de la Casa Rosada se los lleve puestos en un comicio simultáneo, los diseñadores de la campaña nacional transmitieron a los principales referentes de las jurisdicciones gobernadas por Cambiemos que pongan toda la carne en el asador en la boleta, mediante el encabezamiento de la lista para diputado nacional, que en el caso mendocino estaría claro que tendría que ser Cornejo, dada su imposibilidad constitucional actual a presentarse a la reelección como gobernador.

La pelota quedó así en su cancha, con plazo legal hasta el 11 de marzo próximo para definir qué hará, aunque antes se supone que el tema será debatido por la Convención Nacional de la UCR, que él preside, ya que podría tratarse de un leading case dentro de la sociedad electoral.

En ese sentido, Mendozapost reproduce una medición publicada por El Cronista, según la cual los 2 dirigentes radicales con mejor imagen son Ricardo Alfonsín y Alfredo Cornejo, éste último con 34% de nivel de conocimiento.

De esa compulsa, sin embargo, los más ponderados son María Eugenia Vidal y Roberto Lavagna.

Recuerda tambièn que, según un relevamiento realizado por Oh Panel durante enero en todo el país, basado en 1.000 consultas, Cambiemos concentra la mayor intención de voto, con 30%, y a continuación se ubican Unidad Ciudadana, con 22%, y el PJ federal cae al 5%.

Esta ventaja da pábulo a algunos correligionarios del interior a pronunciarse abiertamente a favor de unificar el voto en todos los distritos gobernados por Cambiemos, como presiona Peña. Uno de los pocos que se animaron a plegarse a esa movida fue el intendente de la ciudad capital neuquina y precandidato a gobernador, Horacio “Pechi” Quiroga, si bien el Presidente estuvo negociando personalmente con sintonía modificada durante el periplo vacacional patagónico.

En ese contexto, el mandatario arribó a acuerdos por afuera de Cambiemos en torno de Vaca Muerta con el gobernador Omar Gutiérrez, del MPN, rival precisamente del radical “Pechi” Quiroga. O sea que el partido de los Sapag cosecha eventuales réditos electorales cuando a la provincial desdoblada le falta muy poco, y el ganador oficiará de elector en la nacional de octubre.

A Cornejo, desde la Jefatura de Gabinete le habían ofrecido la posibilidad de bajar a De Marchi para dejarle el camino expedito en la designación de su sucesor, a cambio de que abogara por la unificación del calendario, pero la interna viene muy reñida para meterle mano.

El favorito del Pro es el intendente de la capital provincial y jefe del radicalismo local, Rodolfo Suárez, el jefe comunal de Godoy Cruz, Tadeo García Salazar, arrasa en las mediciones locales y si por él fuera, se inclinaría por su ministro de Economía, Martín Kerner.

Macri, de acuerdo con fuentes confiables, no siguió la línea de esa instancia negociadora durante el encuentro personal con el gobernador mendocino, más seducido por la opción de una candidatura a diputado nacional de Cornejo que asegure un decidido apoyo a la suya.