Leído

CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

La hipocresía de comprar un auto eléctrico con Bitcoins

Lun, 22/02/2021 - 3:01pm
Enviado en:
Por Urgente24

Creemos estar dentro de la ola verde medioambiental cuando tenemos la posibilidad de comprar un auto eléctrico con una moneda digital. Pero nada más alejado de la cruda realidad. Si Bitcoin fuera un país consumiría más electricidad que Argentina, Suiza o Finlandia. Por lo tanto, la moneda tiene un impacto medioambiental altamente perjudicial.

image_36.jpg
La minería de bitcoins es responsable del 0,5% del consumo total de electricidad a nivel mundial.
Contenido

Cuando se nos presenta la oportunidad de comprar un auto eléctrico con una moneda que sólo existe en internet, creemos que estamos contribuyendo a salvar el planeta. Lamentablemente, nada más alejado de la realidad. En el mes de febrero, la empresa de coches eléctricos Tesla anunció que había comprado 1.500 millones de dólares en la criptomoneda bitcoin y que próximamente la aceptaría como pago de sus vehículos amables con el medio ambiente. Con el apoyo de Elon Musk, el interés hacia el bitcoin no para de crecer.

Sin embargo, la moneda tiene un impacto medioambiental altamente perjudicial. Según un análisis del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF, en inglés), citado por la BBC, si el bitcoin fuera un país, consumiría más electricidad al año que Finlandia, Suiza o Argentina. 

Conforme al Índice de Consumo de Energía de Bitcoin de Digiconomist, una herramienta online creada por el científico de datos Alex de Vries, el bitcoin tiene una huella de carbono comparable a la de Nueva Zelanda, produciendo 36,95 megatoneladas de CO2 al año. 

De acuerdo al diario estadounidense The Washington Post (TWP), la minería de bitcoins es responsable del 0,5% del consumo total de electricidad a nivel mundial. Pero, ¿qué quiere decir "minería de bitcoins"? Tal como lo explica el periódico, la minería es un proceso que consume mucha energía y en el que intervienen redes de ordenadores de todo el mundo. "La criptodivisa es "minada" por potentes ordenadores encargados de resolver complejos problemas de cálculo. La resolución de estos problemas permite a los mineros encadenar bloques de transacciones (de ahí la "cadena de bloques" de Bitcoin) y el minero que completa un bloque es recompensado con Bitcoin", explica TWP.

Estas recompensas en caso de conseguir resolver el complejo algoritmo, crean un incentivo clave para el modelo de bitcoin, el cual se conoce como "prueba de trabajo". Si el precio del bitcoin sube, los ingresos de los mineros también aumenta, entonces incentiva a más participantes a minar la criptomoneda, detalla la NBC News

El tema volvió al debate luego de que el apoyo de Elon Musk disparara el precio de la divisa, caldo de cultivo para las críticas por la contaminación que genera, precisa la BBC. Michael Rauchs, investigador de CCAF, puntualiza que a medida que sube el precio del bitcoin, sube el consume de electricidad y aclara a la BBC que "esto no es algo que cambiará en el futuro, a menos que el precio de bitcoin baje significativamente". 

Frente a esto, existe una preocupación ante la falta de acción de los responsables políticos para regular la industria de la divisa, señala TWP. Los líderes mundiales tienen la vista puesta en las áreas tradicionales que afectan el medio ambiente con su huella de carbono y es la creciente demanda de energía de bitcoin la que está socavando sus objetivos medioambientales. 

Ante esta situación, TWP analiza qué se puede hacer. Un primer paso sería la regulación de las demandas energéticas del bitcoin. USA y China son los principales países en donde se realiza la minería de bitcoin. Pero, como es de esperarse, esta no es una tarea para nada fácil. En caso de una mayor regulación, existe la posibilidad de que los mineros migren a nuevas regiones con electricidad más barata y sucia. Además, si la moneda se regula más, el rencor entre los inversores no se haría esperar, detalla TWP.

Empero, una regulación podría mejorar la reputación del bitcoin en el largo plazo pero los creyentes del bitcoin sostienen que las disputas sobre su impacto medioambiental no tienen sentido, explica NBC News