Mejorar la circulación sanguínea: 4 Remedios que puedes hacer desde casa

Leído

MEDICINA NATURAL 

Mejorar la circulación sanguínea: 4 Remedios que puedes hacer desde casa

Mié, 19/12/2018 - 12:50
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

En muchas ocasiones, la mala circulación sanguínea puede tener un componente hereditario. Sin embargo, existen algunas causas que pueden hacer que este problema aparezca. Uno de ellas es estar demasiado tiempo de pie. No obstante, su extremo opuesto, permanecer sentado todo el tiempo también puede ser perjudicial. En ambos casos hay ciertas cosas que puedes hacer desde casa para que los molestos síntomas desaparezcan. 

Contenido

Los malestares por la lenta circulación sanguínea suelen ser muy molestos ya que afectan principalmente nuestro medio de transporte, es decir nuestros pies y nuestras piernas. Calambres nocturnos, dolores y sensación de cansancio son los síntomas más comunes de quienes sufren de esto.

En muchas ocasiones, la mala circulación sanguínea puede tener un componente hereditario. Sin embargo, existen algunas causas que pueden hacer que este problema aparezca. Uno de ellas es estar demasiado tiempo de pie. No obstante, su extremo opuesto, permanecer sentado todo el tiempo también puede ser perjudicial.

Sin embargo aliviar el dolor y la incomodidad de unas piernas cansadas es posible, incluso desde casa.  Veamos cómo hacerlo con estas 4 formas naturales y sencillas:

1 Mimos de spa para los pies

Remojar tus pies es uno de los remedios naturales para la circulación sanguínea. Esto le proporcionará una agradable sensación de descanso, más si desempeñas oficios en los que tengas que estar mucho tiempo en pie.

Para que las largas jornadas de trabajo no comprometan el bienestar y afecten la circulación, al llegar a casa, podemos poner al fuego agua con salvia y vid roja, ambas plantas con propiedades diuréticas, lo que te ayudará a denar el exceso de líquido que hayas podido retener.

Cuando el agua hierva, apagamos el fuego y dejamos reposar durante unos minutos. Después colamos, ponemos el agua en una tina y sumergimos los pies. Si estamos en verano, podemos añadir hielo.

2 Infusiones, incluso para la mala circulación

Otro de los remedios naturales para la circulación sanguínea es ideal si nos gustan las infusiones. En el caso de que no tengamos tiempo entre la semana de mimar nuestros pies, podemos aprovechar entre las comidas para tomar la infusión que vamos a ver.

No obstante, es necesario recalcar que si la utilizamos mientras realizamos el remedio anterior, los resultados se verán potenciados. Podemos tomar la infusión siempre que queramos, aunque es mejor hacerlo entre las comidas, como ya hemos mencionado.

Ingredientes:

  • Vid roja.
  • Ortiga blanca.
  • Milhojas.
  • Menta.
  • Tomillo.
  • Anís.
  • Toronjil.

Preparación

  • Añadiremos todos estos ingredientes en una pequeña cazuela que pondremos al fuego.
  • Después de hervir, dejaremos infusionar.

3 El poder del Ginkgo Biloba

Quizás nunca hayas oído hablar del Ginkgo Biloba, para quienes no lo saben es una planta medicinal que hace que los vasos sanguíneos se dilaten, favoreciendo que la sangre transcurra sin problemas a través de nuestras venas y arterias.

La mejor forma de tomar este remedio natural es en cápsulas. Las podemos encontrar en cualquier tienda de naturopatía o farmacias. Sin embargo, antes de optar por este remedio es importante que lo consultemos con nuestro médico, sobre todo, si estamos embarazadas, tenemos alguna enfermedad grave o sufrimos de insomnio.

Las cápsulas podemos llevarlas a cualquier lugar y no requieren ningún tiempo de preparación. Por lo tanto, son ideales para tener siempre encima y consumirlas cuando más lo necesitemos.

4 Algunos jugos naturales

Por último la alimentación también tiene su papel en el tema. Te puedes valer de ciertos jugos naturales para ayudar a tu sistema circulatorio a trabajar con eficiencia. Estas son algunas de las opciones más recomendadas:

  • Sandía con limón.
  • Zanahoria con apio.
  • Naranja con perejil.
  • Remolacha con naranja.

Al ser naturales, estos zumos los podemos tomar a lo largo del día, acompañándolos de la comida o no. Incluso, podemos consumirlos en el desayuno, haciendo que este sea mucho más nutritivo.

Incluye a tu día a día, algunos minutos para caminar y evita estar demasiado tiempo sentado o de pie, pronto verás los resultados. 

No comer torta